CRÓNICAS  
  
PALMARÉS  
 
VALORACIÓN SEC.OF.  
ESTÓMAGO  
CEREZOS EN FLOR  
ÍNTIMOS y EXTRAÑOS  
TIEMPO DE HISTORIAS  
HOLLYWOOD-FRANCO  
METRÓPOLIS  
GARY LUCAS - GOLEM  
BU SAN-FIBLA Y ARBOL  
  
   PROGRAMACIÓN  
  
SECCIÓN OFICIAL  
PUNTO DE ENCUENTRO  
TIEMPO DE HISTORIA 
OTROS CICLOS 
  
PROGRAMA  

 


    SEMANA INTERNACIONAL DE CINE DE VALLADOLID
                                           - 53 edición -
                                                      del 24 de octubre al 1 de noviembre 2008

 
 

DE LAS COSAS QUE PASAN...

   VALORACION DE LA ORGANIZACIÓN.

por Luna

  Seguimos analizando esta 53 Edición de la SEMINCI, centrándonos ahora en lo que ha sido la organización y dirección de Javier Angulo y su equipo:


Javier Angulo agradece y saca sus conclusiones

Problemas que hay que resolver para el próximo año y de forma urgente: La venta de entradas para el público. Entiendo la frustración de Angulo y los continuos comunicados de prensa disculpándose con los seminceros. El primer año que diriges el festival, cuando sabes que todos tus movimientos van a ser examinados con lupa poniendo por ello tanto empeño en la organización previa, y que de repente se caiga la venta de entradas por Internet durante los dos primeros días tiene que ser motivo más que suficiente para el infarto. Decir que la empresa contratada para realizar el trabajo ha sido entradas.net y como ya pasó el año anterior ha sido un auténtico caos. El objetivo loable de hacer que el público no sufriera largas colas para comprar entradas se ha vuelto en contra por la mala gestión y coordinación entre la página web y las salas de cine, que no han sabido estar a la altura. Memorable ha sido el duplicado de entradas al Manhattan para la sesión de las 19.30 de la película “Surviving my mother” (dentro de la sección Punto de Encuentro) el sábado día 25. Las colas de espera del Calderón no se han reducido en exceso aunque sí que hemos advertido más fluidez en el resto de las salas

público

El eterno problema de las butacas vacías en las proyecciones mientras que gente que quiere ver las películas se queda fuera sin entrada sigue sin resolverse. Lo cierto es que para los cinéfilos que nos lean es un tema muy difícil de resolver. Si en Metrópolis no quedaban entradas y sin embargo sí butacas disponibles fue (y recalca Angulo en su entrevista al Norte de Castilla) porque los abonados a las sesiones (matinales, tarde …) tenían incluida la entrada a los pases de medianoche, o aquellos invitados con los que el Festival se siente obligado por aquello de la política decidieron no ir. Sí que es verdad que la organización podría haberlo previsto y disponer de entradas minutos antes de la proyección para los que se quedaron fuera. Aunque, ¿realmente alguno sin entrada iba a acercarse al Auditorio por si sonaba la flauta? ¿Qué se puede hacer cuando el que paga su entrada no acude?.

entrada

Sugerimos como ejemplo a aplicar la inteligente decisión tomada por el experimentado equipo que trabaja con el Festival en los cines Casablanca. Aunque las proyecciones comiencen con retraso, si alguna butaca queda vacía disponen de más o menos diez minutos de margen para contar sitios libres e ir dejando pasar a todo el que se haya quedado fuera sin entrada previa. Puedo asegurar que en las proyecciones a las que he acudido en la sección Spanish Cinema el aforo ha estado completo. Ahora bien. Estos retrasos han obligado a unos cuantos a salir corriendo a la siguiente proyección en el Broadway. Algunos no lo consiguieron.

¿Por qué la organización ha entregado el billetaje diario de las proyecciones a las salas de cine con tanto retraso? Muchos de los espectadores han tenido que acudir más de dos veces a las taquillas porque todavía (y hablo de incluso media hora antes de la proyección) no habían llegado las entradas. Algunos, cansados de acudir a diario y no poder comprarlas decidieron no volver.

Otro problema que habrá de resolverse es la absoluta falta de visión en algunas salas (sobre todo el Calderón) de los subtítulos digitales. La colocación del panel debajo de la pantalla ha provocado tortícolis a más de uno (como el de delante moviera la cabeza hacia un lado, el efecto dominó a derecha o izquierda de las filas de atrás sugerían una danza al estilo rapero) lo que finalmente ha hecho renunciar a la lectura en castellano de los diálogos. Muchos declinamos la invitación de leer en nuestro propio idioma y decidimos culturizarnos y rescatar nuestras clases de inglés y francés para seguir los subtítulos que traía la copia pero, ¿qué pasó con aquellos que no pudieron seguir la trama porque simplemente no pudieron leer o no sabían idiomas?.

El equipo encargado de pasar los subtítulos digitales ha dejado mucho que desear. En muchas proyecciones no ha habido subtítulos durante más de la mitad de la película (en “Non tocare la donna Bianca” de Ferreri pudimos seguir la trama por la cercanía lingüística con el castellano) y la descoordinación temporal en la mayoría de las cintas hizo que la desesperación e indignación de los espectadores fuera cada día a más y provocara pequeños motines dentro de las salas. Imaginaos una peli de Imamura cuyos subtítulos en castellano salen con segundos de retraso o sencillamente no hay traducción durante varios minutos. ¿Quién sabe japonés?.

aprenda japonés en 7 días

Al final de una de estas proyecciones preguntamos a la persona que se había encargado de pasar los subtítulos el por qué de tantos problemas con ésa y otras películas y resulta que ninguno se había visto las cintas previamente. Su respuesta textual fue: “Cómo voy a insertar el subtítulo que corresponde si hablan en japonés y no sé lo que están diciendo”. Pues tiene razón. Me imagino que tiene que ser complicado decidir cuándo darle a la tecla del siguiente subtítulo en una peli que no has visto y que el idioma original sea el japonés o el finlandés. La verdad es que no te ayuda mucho a la hora de guiarte en el desarrollo de la acción. ¿Por qué estas personas no han podido ver las copias y de esta forma realizar su trabajo con eficiencia?

Muchos medios de prensa e invitados al Festival se quejan todos los años de la lentitud de la organización a la hora de recoger las acreditaciones. Hago acopio de la queja porque es mi obligación moral informar de lo que ocurre, pero si he de ser sincera me parece que a veces estamos a la que salta y que si llegamos 200 personas a la vez, muchas sin guardar cola y esperando que nos atiendan primero porque levantamos más la voz, es lógico que la gente que esté detrás del mostrador no oiga los nombres, se ponga nerviosa y al final no de pie con bola.

azafatas

Otra cosa muy distinta es que la dirección del Festival contrate a una empresa que seleccione a personas que no tengan idea del quién es quién en el mundo del cine. Lo menos que se puede pedir es que conozcan por lo menos a los actores, actrices, directores y periodistas reconocidos. Fui testigo de la entrada de Mercedes Sampietro al lateral del Calderón para recoger su acreditación. Sin nadie en el mostrador al que atender, nuestra venerada actriz tuvo que esperar un buen rato a que alguien le hiciera caso, e incluso tuvo que decir su nombre dos veces porque allí no sabía nadie quién era. La Sampietro, tan educada y gran señora que es siempre, dedicó la mejor de sus sonrisas, esperó pacientemente a que buscaran su acreditación y se marchó como si nada hubiera pasado. Seguramente no le haya dado importancia alguna y mucho menos habrá comentado la anécdota a nadie, pero yo no pude evitar sentir la mayor de las vergüenzas por la situación que acababa de presenciar. Eso es lo que realmente importa cuando se contrata a alguien para dar la cara en un Festival como la SEMINCI, y no que respondan al modelo físico de jovencita guapa y vestida a la moda que por supuesto funcionó para todos los hombres acreditados a los que se les caía la baba cuando entraban a la sala de prensa. O ponemos a gente que conozca mínimamente el tipo de cine que se exhibe en este festival o desde aquí reivindico para el año que viene al señor Angulo la contratación de un puñado de tíos buenos que también nos alegren la vista a las mujeres acreditadas y espectadoras en general. A nosotras también nos da igual que sean tontos (aunque sólo en estos casos).

azafatos

Insistimos en la necesidad de que mejore la calidad de los libros editados por el Festival. Para ello es fundamental decidir los ciclos y las retrospectivas cuanto antes. Que la persona elegida por la dirección tenga el suficiente tiempo para realizar un estudio destacado e innovador analizando técnica y artísticamente la filmografía y trayectoria profesional del homenajeado en cuestión. Lo que se está haciendo desde hace unos años no es más que una búsqueda avanzada en google insertando numerosas fotografías que se envuelven para regalo en forma de libro. La calidad de un Festival se mide también por sus escritos.

publicaciones 2008

Dicho todo esto (que ya es bastante), asumo la responsabilidad por lo escrito y aun así dejo constancia de mi amor incondicional por este Festival. Ninguna crítica ha sido gratuita y sugiero humildemente en todas y cada una de ellas posibles soluciones que el equipo de la SEMINCI seguro ya ha cotejado y que por tanto ha sido inútil exponerlas. Ahí quedan de todas formas.

Felicitaciones las hay, no os vayáis a creer que todo han sido desaciertos. Agradezco profundamente la incorporación del Premio del Jurado Joven al palmarés oficial. Después de coordinar durante seis largos años dicho premio y de luchar primero con Fernando Lara y después con Frugone para dotarlo de la categoría que se merece, por fin con Javier Angulo hemos podido alcanzar el nivel que este galardón se merece. Desconozco las conversaciones llevadas a cabo con el Consejo de la Juventud y la forma en que se ha conseguido. Lo que sí le pediría al director del Festival es que de una vez por todas lo incorporara a la organización del Festival y que dejaran a un lado al Consejo Local, al que sólo le importa ganar puestos en la política de esta ciudad a través de asociaciones fantasma que ocultan intereses políticos de uno y otro bando. Las asociaciones culturales que participan en este circo (pertenecí a una durante mucho tiempo) no tienen prácticamente ninguna oportunidad para desarrollarse puesto que al ser apolíticas no interesan a nadie. Insisto. Dejemos a un lado este organismo público y creemos un departamento del Premio de la Juventud dentro de la organización del Festival. De esta forma se podría asegurar una elección justa e imparcial del jurado joven, se aseguraría la asistencia de todos y cada uno de los miembros, y conseguiríamos el objetivo principal: que los jóvenes elegidos como jurado disfruten de una semana inolvidable y aprendan a amar el cine como se merece.

Las reuniones previas de la dirección del Festival con todos y cada uno de los profesionales que colaboran durante la semana de cine (directores de sala, proyeccionistas, …) deberían ser una norma a seguir y desde aquí felicito a Javier Angulo por su implicación personal y empeño en que todos se sientan parte de una gran comunidad. Para daros un ejemplo de la buena impresión que ha causado mencionaré a Julián, el proyeccionista de Caja España, al que conocemos desde hace muchos años, cuando empezamos con esto del cine y proyectábamos ciclos o posteriormente cuando organizábamos el Premio del Jurado Joven. En fin, una gran persona de confianza y a la que creemos fielmente cuando nos comenta que ésta ha sido la primera vez que un director de la SEMINCI se ha reunido con todos los que participan en el festival fuera de la organización para preguntar por la calidad de las salas, las proyecciones, los equipos disponibles y aceptar sugerencias para mejorar el desarrollo de la semana. Julián, se quedó perplejo por la invitación y gratamente asombrado: “Es la primera vez que nos llaman para pedirnos opinión”

Y por supuesto no podemos olvidar los generosos cocktails a las 14.45 en el Calderón que han salvado la economía de más de un periodista que se tiene que pagar la semana de su bolsillo. Por nuestra parte lo agradecemos doblemente puesto que durante estas comidas hemos conseguido más de una entrevista con directores, y actores a los que por un día no les ha importado comer de pie.


durante un coctel, alguien enseña una vieja foto de Antonio Llorens con Rafael Azcona...
Llorens habla sobre Azcona, se suma David Garrido

Apreciado señor director D. Javier Angulo. Es ahora cuando empieza el verdadero trabajo, porque la próxima edición será de su absoluta responsabilidad y será entonces cuando podremos analizar (siempre de forma objetiva, que aquí no estamos para dar palos de ciego) las líneas artísticas marcadas por usted y su equipo que a mi juicio debería remontar en calidad fílmica, en riesgos creativos y por supuesto ganarse siempre y todos los días al público de Valladolid que tanto ama el cine.

Brindo con usted y con todos nuestros lectores por el arte y la cultura independiente, por el buen cine y por la honestidad de los creadores y le deseo de corazón el mejor año posible. Esperamos la mejor de las SEMINCIS para el 2009.

LUNA

 

 

seminci        sección cine        cylcultural.org

 

 
 
 
.