MONSTRUOS SA.
Jesse Davis, Joan Monné, piano; Ignasi González, bajo; Esteve Pí, batería
Organiza: Café del Teatro Zorrilla

20 de enero de 2011
Sala Experimental del Teatro Zorrilla: lleno total
Crónica por Maguil

Mario Benso denomina estas sesiones “maestros del jazz”... ya comenté en su momento que se trataba de auténticos catedráticos, pero vista y oída la sesión del pasado jueves creo que deben pasar a llamarse “monstruos” del jazz, SA o SL, da lo mismo.

Qué noche la de aquel día. Tarde fría como pocas este invierno en Valladolid, pareciera que el Pisuerga se hubiera cambiado por el lago Míchigan, Chicago sin blues. Pero fue llegar a la sala, verla completamente llena y esperar a que salieran los cuatro jinetes del jazz. Comenzaron con un blues potente, sureño (de los USA) sentido, lento…que nos llevó con la imaginación a una calle trasera de algún club de Nueva Orleans, oyendo desde la calle calurosa y húmeda los sonidos de este mismo cuarteto, por ejemplo. Ejemplar maestría en tempos lentos y rápidos por parte de Jesse, con una técnica que bebe de la tradición (¿?) parkeriana.

El segundo tema, de la pluma musical de Kenny Barron, largo tema, dio espacio suficiente al resto de la formación, especialmente a Joan (piano) y a Esteve (batería). Con ellos tenemos garantizado un futuro para el jazz español, el primero en la onda de Montoliú, con abundancia de citas a temas clásicos y Esteve en la onda del gran Max Roach, revelándose como un gran batería que ya es y que crecerá con el tiempo, como la calidad de los vinos del Priorato. Al loro, que decía Tierno.

El tercer tema: You don´t konw what love is un standard muy apropiado para lucir de nuevo la maestría de la formación, incluido solo del contrabajo (Ignasi), un gran apoyo al resto de la formación.

Y en eso…(no llegó Fidel) pasaron casi dos horas!!…un bis para rematar la faena y a celebrar, los 120 aficionados al jazz que allí estábamos, una de las grandes noches que nos está deparando esta programación en uno de los lugares más apropiados para este tipo de música…además, es que tocan directamente para cada uno de los espectadores!!! Es muy fuerte la sensación de cercanía, de calidez -además de la calidad de estos grandes músicos- que se respira en esta sala.

A esperar la siguiente sesión de esta serie de “monstruos” del jazz.   

Texto: Maguil 011              
Fotos : Fernando Fuentes

cylcultural.org     crónicas      agendas