Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

10 consejos para preparar tu coche para el verano

El verano es la época del año en la que la mayoría de las personas salen de vacaciones y aprovechan el buen tiempo para realizar largos viajes en coche. Sin embargo, para disfrutar de un viaje sin preocupaciones, es importante preparar el coche adecuadamente antes de salir. Por eso, en este artículo te indicamos algunos consejos para preparar el coche para el verano y asegurarte un viaje seguro y sin imprevistos.

  1. Revisa los niveles de líquidos

Antes de ponerte en marcha, es importante que revises los niveles de todos los líquidos del coche para no tener problemas en la carretera.

“Antes de un viaje largo hay que revisar los niveles de aceite, refrigerante y el líquido de frenos. Tienes que asegurarte de que estén en el nivel adecuado y si es necesario, llévalo a un taller para que los cambien o rellenen. Porque esto puede poner en peligro el motor”, explican desde Reconstruidos Mober, empresa especialista en recambios reconstruidos que le da una segunda vida a las piezas más importantes como los motores, inyectores o turbos.

  1. Comprueba el estado de los neumáticos

Los neumáticos son un elemento fundamental del coche, por lo que es importante que los revises antes de iniciar el viaje. Comprueba que la presión de los neumáticos sea la correcta y verifica que no tengan ningún daño o desgaste excesivo.

Si los neumáticos están desgastados o dañados, es recomendable cambiarlos antes de viajar. ¿Y cómo saber que los neumáticos están desgastados? Pues debes fijarte bien en el dibujo. Pero si quieres ver cómo se aprecia un neumático desgastado tienes que leer este artículo de la OCU.

  1. Verifica el estado del sistema de frenos

El sistema de frenos es otro elemento crucial del coche por lo que debe ser revisado antes de salir de viaje e incluso aunque no hagas grandes distancias, este si es un elemento que siempre debes tener en óptimas condiciones ya que de eso dependerá tener o no un accidente. Por lo que será mejor que compruebes que los frenos estén en buen estado y que no haya fugas en las tuberías o cilindros de freno.

  1. Comprueba el sistema de aire acondicionado

El aire acondicionado es esencial durante los días calurosos del verano. Por lo que es importante que lo revises antes de iniciar la marcha. Comprueba que el sistema de aire acondicionado funcione correctamente y que el refrigerante esté en el nivel adecuado.

  1. Lleva herramientas y piezas de repuesto

Aunque es poco probable que tengas una avería con el coche, es algo que siempre puede pasar. Por lo tanto, es recomendable que lleves herramientas y piezas de repuesto, como una llanta de repuesto, un gato hidráulico y herramientas básicas. De esta manera, si tienes algún problema durante el viaje, podrás solucionarlo rápidamente. De hecho, es obligatorio llevar siempre una rueda de repuesto en el maletero del vehículo para poder salir del paso en el caso de tener un pinchazo y poder llegar al taller más cercano.

  1. Limpia y verifica el sistema de limpiaparabrisas

El sistema de limpiaparabrisas es importante para mantener una buena visibilidad en la carretera. Por eso, es recomendable que lo limpies antes de partir y que compruebes que las escobillas estén en buen estado.

  1. No sobrecargues el coche

Es importante que no sobrecargues el coche con demasiado equipaje, ya que esto puede afectar el rendimiento del coche y aumentar el consumo de combustible. Además, una carga excesiva puede afectar a la estabilidad del vehículo y aumentar el riesgo de accidentes.

  1. Protege el coche del sol

El sol intenso puede dañar la pintura y el interior del coche. Por lo tanto, es recomendable que aparques el coche en un lugar sombreado o uses una cubierta protectora para protegerlo del sol. También puedes utilizar protectores de pantalla solares para las ventanas y el parabrisas. Aunque siempre que puedas, apárcalo en un lugar cerrado y protegido, para evitar que se dañe lo menos posible.

  1. Revisa el sistema de iluminación

La visibilidad en la carretera es esencial para tener un viaje seguro. Por lo tanto, antes de comenzar el viaje, asegúrate de que todas las luces del coche funcionen correctamente, incluyendo las luces de freno, las luces de cruce y las luces intermitentes.

  1. Mantén una buena ventilación en el coche

Durante los días calurosos del verano, mantener una buena ventilación en el coche es fundamental para evitar la acumulación de calor y humedad. Asegúrate de que el sistema de ventilación funcione correctamente y que los filtros de aire estén limpios para que el aire circule adecuadamente en el interior del coche. También puedes abrir las ventanas y usar la ventilación natural para refrescar el interior del coche.

En resumen, preparar el coche adecuadamente antes de iniciar una ruta más larga de lo habitual o un viaje durante el verano es esencia. Revisa los niveles de líquidos, el estado de los neumáticos y del sistema de frenos, el sistema de aire acondicionado, lleva herramientas y piezas de repuesto, verifica el sistema de limpiaparabrisas y asegúrate que el coche ventila correctamente para evitar acumulación de calor y humedad en el interior.

Sigue conectado

categorías