Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cómo ganarte la vida haciendo artículos como este

Debido a todo lo acontecido desde la pandemia, muchas personas han perdido sus trabajos y, desde entonces, ni remontan ni son capaces de encontrar un trabajo que les otorgue lo mínimo para poder sobrevivir. ¿Sabías que escribir artículos, como este, es una buena forma de ganarse la vida… y, si no, un mínimo con el que poder vivir en tu día a día?

Muchos desconocen que existen trabajos totalmente nuevos que han surgido de forma totalmente online con los que, si bien quizás no es suficiente para recibir un sueldo… sí que lo es para sacarte de algún aprieto.

 

Muchos perdimos nuestros trabajos en la pandemia

La pandemia del COVID-19 causó que muchos perdiésemos nuestros trabajos.

No es ningún secreto que, cuando nos confinaron durante meses y se cerraron, temporalmente, todas las empresas, cientos y miles de trabajadores acabaron, automáticamente, en la calle. Esto fue así básicamente porque un empresario no podía pagar mes a mes a una persona si no estaba recibiendo ingresos de ningún tipo. Y, en consecuencia, fue unos meses laboralmente catastróficos para la mayoría de nosotros.

Esto hizo que las personas no tuviesen ingresos y no pudiesen ni pagar el alquiler, las facturas o los gastos más básicos. Y, a su vez, provocó una gran crisis mundial económica y laboral de la que, a día de hoy, estamos tan solo empezando a remontar.

De hecho, esos meses, para ayudar a estar personas, salió una ley provisional en la que, durante el confinamiento, no se podía echar a nadie a la calle por impago de alquileres.

 

Pero no todos los sectores fueron machacados por el COVID

Durante el confinamiento del COVID-19, algunos sectores experimentaron, gracias a Dios, un menor impacto en comparación con muchos otros.

Aunque es difícil encontrar sectores que no se hayan visto afectados en absoluto, hay algunos que se consideraron menos afectados en relación con su capacidad para adaptarse a las restricciones impuestas. Algunos de estos sectores incluyen:

  • Tecnología de la información y comunicaciones: El sector de la tecnología de la información y las comunicaciones experimentó un impacto relativamente menor debido a su capacidad para facilitar el trabajo y la comunicación remota. Muchas empresas pudieron adaptarse rápidamente al trabajo desde casa y mantener sus operaciones en línea. De hecho, los trabajos en línea fueron la estrella en el COVID.
  • Servicios de entrega y comercio electrónico: A medida que las personas se vieron obligadas a quedarse en casa, la demanda de servicios de entrega a domicilio y comercio electrónico aumentó significativamente. Las tiendas en línea y las plataformas de entrega a domicilio experimentaron un auge en las ventas y la demanda durante el confinamiento.
  • Farmacéutica y productos médicos: El sector farmacéutico y los productos médicos son esenciales en situaciones de crisis de salud. Durante el confinamiento, la demanda de medicamentos, productos sanitarios y equipos médicos aumentó para hacer frente a la pandemia. Estos sectores experimentaron una demanda constante e incluso creciente durante ese período.
  • Alimentación y supermercados: Se consideraron negocios esenciales y, en su mayoría, se mantuvieron abiertos durante el confinamiento. Si bien algunas áreas del sector de la alimentación, como los restaurantes y los servicios de catering, se vieron gravemente afectadas, los supermercados y las tiendas de comestibles experimentaron un aumento en la demanda a medida que las personas compraban productos básicos y suministros para quedarse en casa.
  • Servicios en línea y entretenimiento en el hogar: Los servicios de transmisión en línea, plataformas de videojuegos, aplicaciones de fitness en línea y otras formas de entretenimiento en el hogar experimentaron un aumento en la demanda. A medida que las personas buscaban formas de mantenerse entretenidas y conectadas, estos sectores se beneficiaron y, en algunos casos, vieron un aumento en los ingresos.

 

Uno de los empleos que empezaron a surgir fue la redacción de artículos

Muchos no os habéis planteado la cantidad de negocios online que existen y a los que os podéis dedicar. Esto no resulta de que puedas trabajar en cualquier cosa sin especializarte primero, sino de que puedes formarte en prácticamente cualquier cosa y encontrar trabajo online prácticamente en cualquier cosa.

Antiguamente, yo trabajaba en una heladería. Con el COVID, como todo, se fue al traste. Y, evidentemente, como todos, tuve que reinventarme. Tenía que pagar una habitación en Madrid, comer y pagar las facturas, ¡y me había quedado sin trabajo y sin ingresos!

Fue ahí cuando decidí sacarle el máximo provecho a mi hobby y lo que considero mi mayor habilidad: ¡escribir! De hecho, como filóloga hispánica y escritora, las letras son de mis mayores pasiones. ¿Qué mejor que esto para dedicarme a ello toda mi vida?

Existen mil posibilidades para personas que, como yo, tenemos un don con las letras, y te las voy a enumerar a continuación:

  • Escritura fantasma (o ghostwriter): para que nos entendamos, cito a una página de ghostwriter experta: “La función de un escritor fantasma es sencilla: va a coger esa idea que tengas en mente, le va a dar forma y color y va a plasmarla en un papel. Es, en esencia, un escritor freelance profesional que va a transformar tu idea en algo físico y tangible”. Es esa persona que, por falta de ideas o de tiempo, escribe el libro que tienes en mente por ti y te cede todos los derechos. Él la escribe, pero el autor eres tú.
  • Contenido en línea (o sea, escritores de artículos): La contratación de estos expertos aumentó muchísimo durante el confinamiento. A mí mismo, de hecho, me contrataron de una web para realizar artículos de sus productos. Y, gracias a ella, pagué alquilar y todo lo que me hacía falta. Muchas empresas y blogs lo hacen, ¡no es nuevo! En Torre de Babel Ediciones opinan que este trabajo se ha vuelto más exigente, porque cada vez son más los creadores de contenido freelance y se ha de ser más exigente al contratarlos: tener más estudios, más experiencia…
  • Edición y corrección de textos: Con más personas dedicadas a la escritura de blogs, libros electrónicos y otro tipo de contenido durante el confinamiento, la necesidad de servicios de edición y corrección de textos también aumentó. Los escritores que se especializan en la revisión y mejora de textos tuvieron una demanda constante o incluso creciente durante ese período.
  • Traducción: La necesidad de servicios de traducción no se detuvo durante el confinamiento. De hecho, con la globalización y la necesidad de compartir información en diferentes idiomas, los traductores pudieron seguir trabajando en proyectos de traducción de documentos, sitios web y otros materiales.

 

¿Cómo trabaja un creador de contenido?

El trabajo de un creador de contenido (o, lo que es lo mismo, de un redactor de artículos) puede variar según la plataforma en la que se especialice, como blogs, redes sociales, videos en línea, podcasts, entre otros. Sin embargo, hay algunos pasos comunes que muchos creadores de contenido deben seguir en su proceso de trabajo.

Aquí hay una descripción general de cómo trabaja un creador de contenido. No todos siguen todos los pasos, pero es la estrategia básica de creación de contenido de calidad:

  1. Planificación y estrategia: Antes de crear contenido, es importante establecer una planificación y estrategia. Identificar el público objetivo, definir los temas y formatos de contenido, establecer metas y objetivos, y desarrollar un calendario editorial. Esto ayuda a mantener el enfoque y la coherencia en el contenido que se crea.
  2. Investigación y recopilación de información: Una vez hecho esto, es hora de realizar investigaciones y recopilar información relevante. Esto puede implicar leer artículos, consultar fuentes confiables, realizar entrevistas, investigar tendencias y recopilar datos pertinentes. La investigación es crucial para asegurarse de que el contenido sea preciso, informativo y valioso para la audiencia.
  3. Creación del contenido: Con la información recopilada, el creador de contenido pasa a la etapa de creación. Esto puede implicar escribir artículos, grabar y editar videos, grabar podcasts, diseñar imágenes o cualquier otro formato que se ajuste a la plataforma elegida. Durante esta etapa, se deben aplicar habilidades de redacción, edición, diseño y producción de medios, según corresponda.
  4. Optimización y edición: Ahora hay que optimizarlo y editarlo antes de publicarlo. Esto puede incluir la revisión y corrección de errores gramaticales y ortográficos, la optimización del contenido para SEO (optimización para motores de búsqueda), la mejora de la legibilidad y la estructura del contenido, y la edición de imágenes o videos para una apariencia y calidad profesional.
  5. Publicación y distribución: Ya se está listo para publicar y distribuir su contenido. Esto puede implicar cargar artículos en un blog, publicar videos en plataformas de transmisión, compartir podcasts en plataformas de podcast, o programar publicaciones en redes sociales. También se pueden utilizar estrategias de promoción para aumentar la visibilidad del contenido, como el uso de palabras clave, la promoción en redes sociales y la colaboración con otros creadores.
  6. Participación y respuesta a la audiencia: Una vez que el contenido se ha publicado, es importante involucrarse con la audiencia y responder a sus comentarios, preguntas o interacciones. Esto ayuda a construir una comunidad, fomenta la participación y la retroalimentación, y establece una relación más sólida con los seguidores.
  7. Evaluación y análisis: Por último, los creadores de contenido deben evaluar y analizar el desempeño de su contenido. Esto implica el seguimiento de métricas como el número de visitas, el tiempo de permanencia, la tasa de clics y el compromiso de la audiencia. Con base en estos datos, los creadores de contenido pueden ajustar su estrategia y contenido para mejorar y optimizar sus resultados.

Ahora, solo has de promocionarte en empresas que busquen especialistas en creación de contenido y postular a ellas.

 

¡Suerte!

Sigue conectado

categorías