Las leyes más raras de otros países del mundo

Podemos pensar que la justicia es igual en todos los países del mundo. Que el que roba, va a la cárcel. Que el comete un asesinato tendrá que estar el resto (o mucho tiempo) en la prisión. Pero no es así, como suele ocurrir con otros aspectos de la sociedad, la justicia también viene marcada por cada cultura.

Podemos pensar que la justicia es igual en todos los países del mundo. Que el que roba, va a la cárcel. Que el comete un asesinato tendrá que estar el resto (o mucho tiempo) en la prisión. Pero no es así, como suele ocurrir con otros aspectos de la sociedad, la justicia también viene marcada por cada cultura. Y es que lo que en Europa es delito y está sancionado en el Código Penal, es muy probable que en otros países de otros continentes no lo sea. Por eso, se abre un importante melón filosófico de poder pensar hasta qué punto la justicia es universal.

Hoy lo vamos a hacer con un curioso ejemplo, vamos a dar una vuelta al mundo, no sabemos si en 80 días, por muchos países para comprobar las leyes más raras que existen. Cuando en España todavía estamos pensando en otras cosas, vamos a comprobar cómo no estamos tan mal si nos comparamos con otras naciones. Y ojo, porque en algunos casos no hay que irse muy lejos, estas normativas pueden llegar desde la propia Europa.

Toma nota porque existen leyes alrededor del mundo que son tan raras que parecen una broma y solo puedes preguntarte qué ocurrió en el pasado para que se decidiese aprobar algo así.  Con algunas te puedes echar las manos a la cabeza, pero como nos indican desde el Bufeté de abogados Albanés, hay que tenerlas en cuenta si viajamos al extranjero. Ya sabes que el no conocerlas, no te exime de cumplirlas.

Y ahora lo hemos tenido muy presente en el Mundial de Qatar, donde hemos comprobado algunas normas que son sonrojantes. Hasta el punto de que las relaciones entre hombres son castigadas incluso con penas de hasta tres años de prisión. ¿Estamos locos? Pues aquí se está celebrando un Mundial. Pero hay más. A la hora de vestir, las prendas deben cumplir con ciertos criterios, como no mostrar los hombros ni rodillas, así como evitar el uso de ropa escotada tanto para hombres como para mujeres. Unas normas que parecen de la Edad Media, pero que aún tienen más.

Los burros en Arizona

Estados Unidos en el paráiso de las leyes raras. Y es lo que tiene tener más de 50 estados con sus propias normas. Una de las más llamativas, raras o descabelladas, como quieras llamarla, es lo que ocurre en Arizona. En el estado de Arizona se prohíbe que un burro duerma en la bañera. ¿Por qué? Pues todo viene de cuando un burro encontró una bañera abandonada fuera de la propiedad de su dueño y se durmió ahí mismo. Mientras dormía, una presa cercana se derrumbó, provocando una inundación repentina, y el burro fue arrastrado por las aguas. El gasto y los riesgos de rescatar al pobre animal dieron origen a esta ley.

Bañadores en Francia

En la mayoría de piscinas públicas del país vecino, los hombres no pueden utilizar bañadores anchos. Las normas solo permiten el uso de prendas ajustadas, y lo hacen porque según sus motivos de higiene. Así que, si viajas a Francia, un país que conserva todavía curiosas normas, te recomendamos que, para evitar sorpresas, incluyas en tu maleta un bañador de licra. No queremos que te lleves un susto. Aunque en este caso lo mejor es preguntar.

Suiza

Del país suizo siempre se dicen bondades incluso se pone de ejemplo de modernidad. Ahora bien, en este aspecto creemos que se han pasado dos pueblos. Eel cuidado por no molestar al prójimo se ha llevado al extremo. Hasta el punto de que se prohíbe tirar de la cadena del wc a partir de las 10 de la noche, algo que sorprende e incomoda a más de uno. Así que mucho cuidado si te vas a este país de vacaciones.

Vaporear en Tailandia

Algo que en España está muy de moda, en otros países ya es ilegal. Desde 2014, vaporear en Tailandia es ilegal, por lo que hacerlo puede acarrear elevadas multas e incluso penas de prisión. Los motivos, según las autoridades, son sanitarios. No es la primera vez que en este país alguien ha acabado en la prisión porque no saben sus exigentes normas.

Emiratos Árabes Unidos

Una de las leyes que suelen sorprender más a los extranjeros es la prohibición de jurar. Su incumplimiento puede acarrear multa e incluso penas de prisión. Si el juramento va en contra de un funcionario público, la pena llega a duplicarse, y de realizase por escrito -incluso a través de canales como whatsapp- puede endurecerse todavía más.

Sigue conectado

categorías