Parpados, el reflejo del paso del tiempo

El paso del tiempo es algo que nos hace iguales a todos. Ya puedes tener más o menos dinero, un mejor cargo profesional o el mejor apellido del mundo que a la hora de la verdad, el paso del tiempo es para todos. Desde siempre hemos intentado luchar contra ello, y no siempre ha sido fácil. Cremas, hacer ejercicio o alimentación sana dicen que siempre ayuda  a que el tiempo no nos haga una faena. Sin embargo, hay una parte de nuestro cuerpo que es el mejor termómetro: los parpados.

El paso del tiempo es algo que nos hace iguales a todos. Ya puedes tener más o menos dinero, un mejor cargo profesional o el mejor apellido del mundo que a la hora de la verdad, el paso del tiempo es para todos. Desde siempre hemos intentado luchar contra ello, y no siempre ha sido fácil. Cremas, hacer ejercicio o alimentación sana dicen que siempre ayuda  a que el tiempo no nos haga una faena. Sin embargo, hay una parte de nuestro cuerpo que es el mejor termómetro: los parpados.

Los párpados son estructuras músculo-cutáneas cuya principal función es la protección del ojo y su lubricación. Se dividen en párpados superiores e inferiores. Están formados por distintas capas: piel, músculo orbicular, tabique orbitario, grasa preaponeurótica, músculos elevadores del párpado, tarso y conjuntiva, indicaciones que llegan de la mano de los profesionales de Estética Ocular.

Las pestañas forman la primera línea de defensa. Ayudan a proteger al ojo de cuerpos extraños y presentan gran sensibilidad al tacto. El parpadeo también contribuye a proteger al ojo de cuerpos extraños y posibles traumas. Además distribuye la lágrima sobre la superficie ocular manteniendo la humedad.

La apertura ocular está producida por la contracción de los músculos elevadores. El cierre palpebral por la acción del músculo orbicular.

Problemas de párpados

Se denomina ptosis palpebral a la posición anormalmente baja del párpado superior. Se divide en 2 grandes grupos: congénita y adquirida.

¿Qué tipo de ptosis (párpados caídos) existen?

Las ptosis congénitas son las que están presentes desde el nacimiento. Requieren tratamiento quirúrgico precoz si obstruye la pupila por el riesgo de desarrollar un ojo ambliope (ojo vago). Las ptosis adquiridas aparecen a lo largo de la vida por el envejecimiento (lo más frecuente), por problemas neuromusculares, traumatismos, tumores, inflamaciones, etc. Un párpado caído puede ser constante, empeorar con el tiempo (progresivo) o aparecer y desaparecer (intermitente), y puede darse en un lado o en ambos. El hecho de arrugar la frente o inclinar la cabeza hacia atrás puede ser un signo de que alguien está tratando de ver por debajo de los párpados caídos, al igual que el aspecto somnoliento o cansado.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de los párpados caídos es casi siempre quirúrgico, con excelentes resultados tanto a nivel funcional como estético.

Muchos pacientes consultan para efectuarse una blefaroplastia, pero al evaluarlos se observa la presencia de ptosis palpebral. Si durante la cirugía no se corrige el problema, el resultado estético no será satisfactorio. Por esto es muy importante consultar con un especialista en Oculoplastia, entrenado específicamente en este tipo de procedimientos. La corrección de los párpados caídos por cirujanos oftalmólogos especializados en Oculoplastia y cirugía plástica ocular aporta la máxima seguridad.

Ectropion y entropion

Son alteraciones de la posición normal del párpado. Cuando el párpado rota hacia adentro (entropion) el contacto de las pestañas con el globo ocular

produce trastornos corneales que pueden ser severos. Cuando rota hacia afuera (ectropion) el párpado se separa del ojo y se suele asociar a enrojecimiento ocular y lagrimeo.

¿Por qué se producen?

La rotación hacia adentro o hacia afuera del borde del párpado inferior es un problema muy frecuente asociado al envejecimiento.

¿Cuál es el tratamiento?

Se corrigen mediante cirugía menor, restableciendo la tensión normal del párpado y reforzando sus músculos. La cirugía es ambulatoria, se efectúa con anestesia local y a veces sedación. Es frecuente tener que asociar esta cirugía a procedimientos para restablecer el funcionamiento lagrimal.

¿Qué se consigue con la cirugía?

Se logra mejoría estética y funcional del párpado. Suele corregirse la irritación permanente, sensación de arenilla y lagrimeo.

¿Qué es?

Los xantelasmas son lesiones amarillentas benignas muy frecuentes, que aparecen en la parte interna de los párpados, cerca del lagrimal. Suelen ser bilaterales, y pueden afectar tanto párpados superiores como inferiores.

¿Por qué aparecen?

El colesterol elevado en sangre es un factor predisponente claro, así como la herencia. A pesar de ello existen pacientes sin factores hereditarios y con colesterol normal que también padecen estas lesiones.

¿Cómo se tratan?

Existen varias alternativas de tratamiento:

Los xantelasmas con frecuencia producen mucho engrosamiento de la piel, eso hace que el láser pueda ser ineficaz, siendo la operación de párpados el tratamiento más efectivo. También se pueden tratar con peelings o láser, pero se han visto complicaciones como aparición de manchas hipopigmentadas en el área de tratamiento. La operación de párpados que practicamos en Estética Ocular en Tenerife y en Las Palmas, se realiza siempre tras un estudio minucioso de las necesidades de cada paciente. La cirugía se realiza con anestesia local. El tiempo de duración es corto 15 minutos por lesión. Dependiendo del grado de extensión, no siempre es posible eliminar en una primera cirugía la totalidad de la lesión siendo incluso necesario en algún caso el uso de injertos de piel. La recuperación tras la operación de xantelasma es muy rápida, no requiere baja laboral.