Cosas que tienes que sabes sobre los disfraces

Antes de comprar un disfraz para Halloween hay que pensar en una serie de cosas y asociaciones de consumidores y usuarios como Consumir creen que es de gran importancia que se tengan en cuenta una serie de consejos antes de proceder a comprar.

Antes de comprar un disfraz para Halloween hay que pensar en una serie de cosas y asociaciones de consumidores y usuarios como Consumir creen que es de gran importancia que se tengan en cuenta una serie de consejos antes de proceder a comprar.

Los disfraces para niños son un juguete

Debemos pensar que esta clase de disfraces para los pequeños de la casa son considerados como un juguete, por lo que es necesario que cumplan con distintos requisitos a nivel de seguridad y que se aplique una serie de normativa en concreto dependiendo del juguete.

Deben de llegar a cumplir una serie de propiedades en lo físico y mecánico, así como de superficie de ventilación o de inflamabilidad. De igual forma tienen que incluir la etiqueta CE, la cual viene a dejar constancia de que el producto en cuestión va a cumplir con las exigencias debidas de seguridad que se previenen en las normativas comunitarias, el nombre, la marca del producto, la razón social o la dirección, tanto del fabricante como del importador, además de las instrucciones y advertencias de utilización.

Si se adquiere alguna clase de máscara

En el caso de que compremos una máscara, tiene que contar con bastantes orificios de ventilación, los cuales sean los que se adapten a la edad de quien los va a utilizar.

Los cosméticos, conviene tenerlo claro

Para los cosméticos se hace precisa la lectura atenta de las etiquetas, donde debe constar, primeramente el nombre del producto, el fabricante e importador, incluyendo la dirección, la fecha mínima de caducidad, el número de lote y los componentes.

Los disfraces

No solo se debe leer adecuadamente el etiquetado, también es necesario que se compruebe el cumplimiento de las normas en materia de seguridad, recomendándose la compra de los que vayan a incluir en el etiquetado las indicaciones a nivel de conservación para que se puedan seguir las instrucciones de lavado y mantenimiento que correspondan.

Comparar precios en varios sitios

Es bueno el hecho de comparar los precios en varios sitios, puesto que hay muchas posibilidades de poder encontrar diferentes precios por un mismo disfraz, dependiendo del sitio donde lo compremos.

Siempre el ticket de compra

No olvides nunca pedir el ticket de compra o la pertinente factura, así como conservarlo para las futuras reclamaciones que puedan existir.

Mantén los catálogos comerciales

El mantenimiento de los mismos y de la publicidad del producto donde se definan las características es algo importante.

Antes de comprar, es bueno informarse sobre las devoluciones

La tienda no cuenta con la obligación de hacer modificaciones sobre productos que estén en buen estado, salvo que lo anuncie.

Si te haces tus propios disfraces, recicla

En el caso de que tomes la decisión de hacer por cuenta el disfraz, lo mejor es reciclar los materiales que no vayas a usar y ser creativo.

Compra los artículos en un lugar que se adhiera el Sistema Arbitral de Consumo

Es siempre bueno adquirir los artículos en sitios que estén regulados.

La decisión de comprar un buen disfraz

Con el paso del tiempo se hace necesario reafirmar la importancia de no caer en comprar disfraces de mala calidad. Cuando adquirimos disfraces que no están a la altura podemos o pueden correr riesgos las personas que los lleven. Además, debemos no olvidarnos de lo frustrante que es comprar un producto que sea mala de calidad y nos va a durar bastante menos.

Por todo ello debemos dar la importancia que merecen los disfraz y apostar por uno que sea realmente bueno y que responda a lo que necesitamos.

Un punto importante es siempre comprar, como nos recomiendan los expertos de lacasadelosdisfraces.es, en establecimientos de garantías huyendo de los clásicos establecimientos que tienen productos procedentes de China, los cuales muchas veces no cumplen con la normativa en vigor, lo que no solo genera inseguridad a los usuarios, también dejan bien claro que lo mejor es no adquirirlos, aunque los precios sean más bajos, pues la calidad tiene un precio.

Deseamos que todo lo que te hemos contado en este artículo valga para que podáis hacer nuestras compras de disfraces con la mayor de las tranquilidades, algo que merece la pena siempre poner en valor.

Esperamos que vuestras adquisiciones correspondan a lo esperado y que, lo más importante, disfrutéis con la adquisición de vuestro disfraz o el de vuestros seres queridos, teniendo siempre en primer plano que la seguridad es innegociable, pues con ella podemos centrarnos en pasarlo bien en las fiestas a los que los llevemos. Desde aquí nuestros mejores deseos.