El arte de crear con la cerámica

Una de las palabras más maravillosas que existe en el diccionario, en mi opinión, es crear. Y es que creo (valga la redundancia) que todos sus significados nos pueden hacer reflexionar. Si vamos a la Real Academia Española, la famosa RAE, estas son algunas de ellas. Producir algo nuevo. Crear un género literario. Crear un personaje. Otra definición es la de Producir algo de la nada.

Una de las palabras más maravillosas que existe en el diccionario, en mi opinión, es crear. Y es que creo (valga la redundancia) que todos sus significados nos pueden hacer reflexionar. Si vamos a la Real Academia Española, la famosa RAE, estas son algunas de ellas. Producir algo nuevo. Crear un género literario. Crear un personaje. Otra definición es la de Producir algo de la nada. Dios creó los cielos y la tierra. También nos vale la de Dar principio a algo como una empresa o a una familia. E incluso, la de establecer o instituir un nuevo empleo, cargo o dignidad. ¿Qué te parece? A mí pura fantasía.

Seguro que a todos nos ha llamado siempre lo de hacer cerámica en casa. Todos hemos probado a hacerlo, sobre todo por la sensación que supone la de crear. Por eso, si tienes ganas te recomendamos que antes de adquirir los materiales busques algún curso o taller de cerámica en tu localidad, aunque solo sea para asegurarte de que es como lo habías imaginado. Si ya lo has confirmado, es el momento en el que te tienes que poner a ello. Seguro que te encanta. Ahora te contamos los elementos que necesitas.

Elementos

Lo primero que vas a necesitar es un torno, sí el famoso torno. Seguro que si cierras los ojos te viene a la memoria la imagen de la película Ghost con Demi Moore. Pues ale, ya puedes convertir tu deseo en realidad. Y lo vas a hacer a un precio muy módico. Es cierto que puedes encontrar desde lo más moderno, por más de 100 euros, hasta simples desde 20 euros. Ahora bien, un modelo pequeño es suficiente para los novatos. Es recomendable que pueda girar hacia ambos lados, ya que cada persona moldea mejor hacia un lado u otro.

Y por supuesto, necesitamos arcilla. Y puedes encontrar diferentes tipos. Por ejemplo, la loza, que es el tipo de arcilla que se cuece a temperaturas más bajas. Es más porosa y por lo tanto más delicada. El famoso gres que se puede encontrar en diferentes colores, desde blanco, hasta rojo, incluso con vetas y manchas.

Y no nos podemos olvidar de la porcelana. Necesita unas temperaturas de cocción muy altas, por eso antes hay que asegurarse de que nuestro horno es suficiente. La porcelana es un material muy puro y de gran belleza, por eso también es más caro que otros tipos de cerámica.

Por último, vas a necesitar diferentes instrumentos. Un punzón, algún vaciador, para ajustar cuencos, un cortador de alambre para trocear el bloque de arcilla, una puncheta para hacer cortes suaves en el barro y pinceles de varios tamaños para la decoración de las piezas. Ya has visto que hay un montón de herramientas.

El mejor de los ejemplos

En mi mente tengo la creación que Cerámica Para Arquitectura hizo en mi casa. Fue una celosía cerámica VIBRA, que nace bajo la premisa de controlar en la medida de lo posible ese paso de luz, jugando con la densidad de huecos que ofrece la celosía en su composición. En sus dos versiones, VIBRA 01 y VIBRA 02 y, diseñados pensando en su modulación con el formato de celosía cuadrada de 15×15 cm existente, consigue componer paños de celosía capaces de aumentar y disminuir los huecos de entrada de luz según las necesidades del interior.

Pero con la definición que yo más me quedo es la de crear arte. Y para ello hay un montón de elementos con los que podemos hacerlo. El que más me gusta es de la cerámica. Para los que buscan revestimientos cerámicos, celosías decorativas o modernos relieves. Pero si lo que quieres es dar rienda suelta a tu imaginación y crear tus propios diseños de cerámica decorativa, sólo tendrás que seleccionar la forma, el color, el acabado y los centímetros de las piezas que necesitas para que esta empresa haga realidad aquello que tienes en mente. Además, si quieres conocer más sobre el mundo de la cerámica decorativa, te recomiendo que visites en el blog Cerámica a Mano Alzada encontrarás muchísimas ideas e incluso una guía estupenda para aprender cómo fabricar tus propias piezas cerámicas. Podrás comprar cerámica de todo tipo, desde celosías modernas y de diseño hasta los revestimientos cerámicos más tradicionales.

Y así es como cumplimos uno de nuestros sueños, el de crear. Y que mejor forma de hacerlo que con la cerámica. La imaginación al poder porque nos vamos a sentir como el padre creador.