Vinotecas: objetos de referencia en los bares y restaurantes españoles

Hablemos de uno de los productos que son referencia en todo lo que tiene que ver con la gastronomía de este país: el vino. Se trata de un producto que se encuentra al mismo nivel en el que podríamos meter a la paella, las migas, el queso, el jamón... así que, por lo que veis, hablamos de una auténtica referencia nacional. Por algo somos uno de los países que más vino produce y que más vino exporta de todo el mundo.

Hablemos de uno de los productos que son referencia en todo lo que tiene que ver con la gastronomía de este país: el vino. Se trata de un producto que se encuentra al mismo nivel en el que podríamos meter a la paella, las migas, el queso, el jamón… así que, por lo que veis, hablamos de una auténtica referencia nacional. Por algo somos uno de los países que más vino produce y que más vino exporta de todo el mundo. Tanto es así que solo Francia e Italia pueden plantarnos cara en cuanto a eso.

Además, da la casualidad de que son esos dos países los únicos que también nos pueden plantar cara en lo que tiene que ver con la calidad de sus vinos. Es un verdadero orgullo para un país como el nuestro el haber podido ir forjando con el paso de los años un producto de tanta calidad y que, desde luego, hace que la imagen de nuestro país a nivel internacional sea tan importante y tan relevante. Ni que decir tiene que esto compensa otro tipo de cosas de nuestro país que no son tan buenas y de las que preferimos no hablar.

Esa calidad de la que hablamos es la que nos permite hablar del vino como parte del patrimonio cultural, histórico, gastronómico y económico de España, según lo que hemos podido saber gracias a una noticia que vio la luz en la página web especializada Vinetur. Y es que no es para menos. La gran cantidad de Denominaciones de Origen de las que disponemos son una firme muestra de que estamos hablando de un producto en el que se tiene mucha experiencia en el interior de nuestras fronteras y que va a seguir siendo una referencia en todos los sentidos.

Tanto es así que podríamos decir que, en España, existe una especie de cultura del vino que permite varias cosas también en función de lo que nos indica el portal web Vinetur en otra de sus noticias. Esos asuntos son los que os indicamos a continuación.

  • Eso permite que las exportaciones sean mayores.
  • Permite que haya un reconocimiento nacional e internacional acerca de todo lo que representa el vino español y su industria.
  • Además, el vino se encuentra influenciado (e influencia) el mundo de la moda o el de las tendencias más ‘cool’ de cada momento.

La cultura del vino en España es tal que incluso hay una industria dedicada a la fabricación y venta de objetos que van destinados única y exclusivamente a un producto como del que estamos hablando. El mejor ejemplo de todo ello es la vinoteca sin lugar a dudas. Según lo que nos han indicado los profesionales de Giona Company,tienda online de suministros para hostelería, la demanda de este tipo de objetos se ha disparado desde hace una década. Y es que pocos bares y restaurantes veréis que no dispongan de una vinoteca a estas alturas de la película.

Un consumo de vino que se recupera

Durante varias décadas, vimos cómo los datos relativos al consumo de vino en el interior de nuestras fronteras iban decayendo poco a poco. Es cierto que, en ese periodo, hubo una cierta crisis en el sector porque no se podía intuir por dónde iban a ir los tiros de ahí en adelante. Sin embargo, huelga decir que ese consumo se ha recuperado y que ha crecido el número total de personas que ha apostado por el vino como una de sus bebidas principales. No nos extraña en absoluto que así sea teniendo en cuenta la calidad de esta bebida en España.

Lo mejor de todo es que tenemos todas las posibilidades de que esto siga siendo así de cara a los próximos años. Una de las claves para que esto vaya a ser así ha sido el hecho de que los jóvenes se han sumado a la afición de consumir vino, algo que no sucedía hace algunas décadas, momentos en los cuales ese consumo parecía solo cosa de los mas mayores. No cabe la menor duda de que incluir al público juvenil ha sido todo un acierto en lo que tiene que ver con el consumo de vino en España.

No cabe duda de que el vino va a seguir formando parte de ese elenco de productos de referencia de la gastronomía española y que la inmensa mayoría de las personas que visiten España van a estar deseosas de probar una bebida como esta. Ni que decir tiene que motivos hay de sobra para que tomen una decisión como esa. Desde luego, nadie que la tome se va a arrepentir en absoluto. Os lo podemos asegurar.